Distribuidora GB productos para limpieza y otros…

Blog

Pasos para limpiar la heladera del hogar

Le ofrecemos una serie de consejos para llevar a cabo una adecuada limpieza periódica del frigorífico hogareño.

Los frigoríficos sufren una alta acumulación de gérmenes debido a la humedad y a los espacios reducidos. Si bien la baja temperatura dificulta su proliferación, la acumulación y variedad de los alimentos contribuyen a que los gérmenes establezcan su cultivo. Estas cuestiones, sumadas a la falta de tiempo para limpiar el frigorífico a fondo, son las que impiden disfrutar de una heladera higiénica y en perfecto estado durante todo el año.

Lo ideal es llevar a cabo su limpieza y desinfección una vez por semana o, al menos, una vez por mes. A continuación, le ofrecemos una serie de pasos y recomendaciones a seguir para efectuar el proceso de higiene en forma adecuada:

1) Antes de comenzar con el proceso, vacíe los compartimientos (frigorífico y congelador) y desenchufe el aparato. Para limpiarlo no debe utilizar productos abrasivos ni tóxicos, por lo que lo ideal es contar con un paño húmedo, y un detergente o jabón neutro.

2) Para prevenir la presencia de olores desagradables, limpie con una solución de agua con bicarbonato (1 cucharada por litro de agua).

3) Por último, seque bien con un trapo seco antes de volver a poner en funcionamiento el electrodoméstico.

Consejos:

- Se recomienda repasar diariamente la puerta con un paño humedecido en algún limpiador cremoso, sobre todo la zona de las manijas, que es la más usada.

- Al limpiar la heladera, no debe olvidar de desinfectar la parrilla trasera. Para ello, debe retirar la pelusa y el polvo acumulados, ya que dificultan el correcto funcionamiento del motor. Mantener la parrilla en buenas condiciones de limpieza, le permitirá ahorrar en el consumo de energía, ya que el motor no necesitará hacer fuerza para funcionar y poder enfriar.

- Limpie regularmente el interior del orificio de drenaje del agua de descongelación para garantizar el desagüe constante y correcto del agua.

- Se aconseja descongelar el congelador 1 o 2 veces al año, o bien cuando la capa de hielo en las rejillas sea excesiva.

- Para impedir la formación de moho, malos olores y oxidaciones, se aconseja dejar la puerta entreabierta cuando el aparato no esté en marcha.


Del jabón al detergente

“La riqueza de una nación y su grado de civilización se mide por la cantidad de jabón que consume”, Justus Von Liebig – Químico alemán del siglo XIX.

La historia de los primeros artículos de limpieza se remonta al 600 a.C, época en la cual los fenicios obtuvieron el primer jabón a través de una mezcla de grasa de cabra con cenizas de madera. El producto recorrió diversas sociedades y culturas, adquiriendo mucha popularidad. Sin embargo, desde entonces el lavado de la ropa avanzó muy poco. Recién en el siglo XIX comenzó la elaboración industrial de detergentes sintéticos.

Durante la Venecia del siglo XI, su fabricación se transformó en un negocio floreciente. El descubrimiento de los efectos limpiadores en el siglo XIX mediante la adición de sustancias abrasivas e insolubles, como el talco, el yeso, la piedra pómez o el cuarzo molido, dio lugar a excelentes productos de limpieza. Uno de los más populares fue el Bon Ami, que exhibía en su envoltorio rojo y amarillo un pollito como distintivo.

En esos tiempos, los químicos ya habían comenzado a descifrar el misterio del jabón y las falencias del agente limpiador universal, cuya preeminencia no tardaría en verse amenazada. El jabón está formado por moléculas con dos “brazos” muy diferentes. Mientras el lado hidrófilo atrae las moléculas de agua, el hidrofóbico repele el agua y se aferra a moléculas de grasa y suciedad.

La llegada del Detergente: La necesidad lo hizo realidad

En 1890 el investigador químico alemán, A. Krafft, observó que ciertas moléculas de cadena corta, que no eran sustancias jabonosas, también producían espuma al unirse con alcohol. Así nació el primer detergente del mundo. Sin embargo, en aquel momento el descubrimiento no interesó y permaneció como una mera curiosidad química.

Luego de la primera guerra mundial, el bloqueo privó a Alemania del suministro de grasas naturales utilizadas para fabricar lubricantes, por lo que se vieron obligados a utilizar las grasas de los jabones. Con el fin de solucionar la carencia de jabón, los químicos H. Gunther y M. Hetzer recordaron el curioso hallazgo de Krafft y elaboraron el primer detergente comercial.

Las ventajas del Nekal no tardaron en manifestarse, y hacia 1930 gran parte del mundo industrializado ya fabricaba una amplia gama de detergentes sintéticos, superiores al jabón en muchos aspectos. En 1946 apareció Tide, el primer gran detergente para lavar la ropa, cuyo surgimiento coincidió con el boom de las primeras lavadoras automáticas.

El éxito del detergente a nivel mundial fue rotundo, transformándose en el precursor de una gran cantidad de detergentes para múltiples y variadas aplicaciones.


Qué es la Salud Ocupacional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la Salud Ocupacional como una ciencia multidisciplinaria que promueve y protege la salud de los trabajadores. En pos de lograr el bienestar físico, mental y social de los empleados, esta disciplina se encarga de controlar los accidentes y las enfermedades laborales mediante la reducción de las condiciones de riesgo.

Más allá de cuidar las condiciones físicas de los trabajadores, la Salud Ocupacional también se encarga de las cuestiones psicológicas, como el estrés laboral. Los problemas más usuales que debe atender son las fracturas, cortaduras y distensiones por accidentes en el trabajo, los trastornos por movimientos repetitivos y las enfermedades causadas por la exposición a sustancias peligrosas.

La Salud Ocupacional es un factor clave para las empresas e industrias, ya que define su cultura organizacional, incidiendo directamente en el rendimiento de sus trabajadores, es decir en la productividad. A mediano o largo plazo, la S.O. se vuelve primordial para garantizar la solidez y permanencia de las empresas en el mercado.

Con el fin de proveer seguridad, protección y atención a sus empleados, el Servicio Básico de Salud Ocupacional configura un Programa de Salud Ocupacional, que consiste en organizar, ejecutar, controlar y evaluar todas aquellas actividades tendientes a preservar y mejorar la salud individual y colectiva de sus miembros.

¿Qué actividades se llevan a cabo?

- Relevamiento de los datos generales de prevención de accidentes.

- Evaluación médica y el seguimiento psicológico de los empleados.

- Investigación de los accidentes ocurridos (causas, consecuencias, personas involucradas, etc.).

- Organización de un programa de entrenamiento y divulgación de las normas para evitarlos.

Etc.


Detergentes ácidos, neutros o alcalinos

En Distribuidora GB te contamos qué tipo de detergente es más recomendable utilizar según la suciedad y la superficie a limpiar. Seguí nuestros consejos para el tratamiento de la limpieza y ahorrarás tiempo, esfuerzo y dinero.

Si bien muchas personas lo ignoran, a la hora de elegir el detergente limpiador adecuado es importante tener en cuenta varios factores. Existen una infinidad de detergentes con características y utilidades diferentes, pero ¿cuándo es conveniente usar los de acción ácida y cuándo los neutros? ¿Y los alcalinos? La elección del producto de pH adecuado (ácido, neutro o alcalino) depende del tipo de suciedad que hay que eliminar y de las características o propiedades de la superficie donde se encuentre adherida.

Para eliminar manchas de grasa (animales y vegetales) y restos proteínicos (sangre, huevo, clorofila), primero es necesario disolverlas en una solución limpiadora a través del proceso de emulsificación. Luego, se debe proceder con la saponificación, que convierte a la suciedad en dos compuestos solubles en agua. Ambos procesos se efectúan de forma rápida y total en medios alcalinos. Sin embargo, cuando se trata de quitar este tipo de suciedad en superficies sensibles a la alcalinidad, como los textiles (alfombras, tapizados) y la piel humana, se utilizan productos neutros más sofisticados.

Para el cuidado del cuerpo humano y el lavado de superficies o texturas delicadas, como telas sintéticas o de lana, es casi evidente que se deben usar productos neutros. Sin embargo, si se quiere eliminar el sarro de los inodoros y bañaderas o remover incrustaciones orgánicas y minerales en las industrias o establecimientos vinculados con la elaboración de alimentos, lo ideal es utilizar productos de limpieza ácidos. Estos contribuyen a que esta clase de suciedad se despegue fácilmente de la superficie.

Por su parte, los detergentes alcalinos facilitan la penetración en todo tipo de suciedades, quedando éstas en el enjuague final libres de manchas y depósitos. Tampoco sufren los típicos efectos residuales debido a su biodegradabilidad. Este tipo de productos se aplica en el lavado de botellas, por ejemplo.

Consejo GB: Se aconseja el uso de detergentes no corrosivos y compatibles con otros materiales.

Suciedad

Superficie

Producto a utilizar

Grasa animal o vegetal, proteínas: sangre, huevo, etc. Dura y lavable: suelos, cristales, fórmica, acero inoxidable. Alcalino: pH mayor de 8.
Grasas minerales: aceites de coches y lubricantes. Dura y lavable: suelos, cristales, fórmica, etc. Alcalino y con disolventes en su formulación.
Grasas animales o vegetales. Proteínas, grasas minerales y polvo. Textiles: moquetas, alfombras, tapizados. Neutro: champúes para limpieza de alfombras.
Sarro, incrustaciones de cal, manchas de óxido. Dura y lavable: inodoros, mingitorios, etc. Ácidos: pH entre 1 y 2.

Seguridad Industrial: Definición, Tareas e Importancia

Las instalaciones y plantas industriales incluyen una gran variedad de operaciones de minería, transporte, generación de energía, fabricación y eliminación de desperdicios, que conllevan ciertos peligros para los trabajadores y el medio ambiente. Por ello, es muy importante la determinación de lineamientos generales para asegurar el manejo cuidadoso de las actividades y minimizar sus riesgos. La Seguridad Industrial es el área que se encarga de gestionar este tipo de acciones tendientes a preservar la salud del personal y reducir el impacto negativo sobre el medio ambiente.

Los principales riesgos del sector industrial están vinculados a los accidentes, tanto humanos como ambientales. En cualquiera de los dos casos, existe la posibilidad de evitar o apaciguar los efectos y el impacto que puedan llegar a generar. En este sentido, una de las tareas asignadas a la Seguridad Industrial es la protección de los trabajadores, brindándoles la vestimenta, elementos necesarios y un monitoreo médico regular. Asimismo, el área multidisciplinaria se ocupa de implementar controles técnicos a las maquinarias y equipos para prevenir los siniestros por falta de mantenimiento o roturas.

Otra de sus principales tareas consiste en el uso de estadísticas y análisis que permitan advertir en qué sectores suelen producirse los accidentes y cuáles son las causas principales. Esta metodología de trabajo es muy útil para optimizar las precauciones y minimizar las posibilidades de que ocurran accidentes. La innovación tecnológica, el recambio de maquinarias, la capacitación de los trabajadores y los controles habituales son algunas de las actividades más frecuentes vinculadas a la Seguridad Industrial.

La importancia de la seguridad e higiene en las empresas e industrias es inminente, ya que éstas deben brindar a sus trabajadores un ambiente de trabajo seguro y saludable, y a la vez participar activamente en la preservación y cuidado del planeta.


Ventajas del Rollo de Fibra Verde

El Rollo de Fibra Verde es un innovador producto que está revolucionando el mercado al garantizar una limpieza efectiva y duradera en instalaciones y establecimientos industriales. Una de las ventajas que ofrece consiste en su flexibilidad de uso, ya que puede utilizarse para el lavado en seco, en agua, o bien con detergentes o aceites de corte.

La Fibra Verde no sólo marca tendencia en la actualidad, sino que se propone reemplazar a los productos de limpieza metálicos. Y lo está logrando exitosamente. Su distinción deriva de los múltiples beneficios que ofrece, entre los que se destacan el hecho de que no herrumbra ni contamina. En Distribuidora GB contamos con una amplia gama de productos, entre los que podrá encontrar la mejor solución en limpieza industrial: la Fibra verde en rollos de 25 mts.


Beneficios de la limpieza industrial

La limpieza y desinfección industrial son claves para asegurar tranquilidad y confianza tanto a los empleados del establecimiento como a los consumidores de los productos y servicios. Sin embargo, para llevar a cabo un saneamiento eficaz es fundamental utilizar productos detergentes y desengrasantes de excelente calidad. Distribuidora GB ofrece los mejores compuestos que garantizan humectación, penetración, dispersión y suspensión.

Cada vez son más las empresas que invierten en la implementación de programas de Seguridad e Higiene, con el fin de brindar calidad y seguridad a sus clientes y trabajadores. A diferencia de la limpieza tradicional, en los ambientes industriales el tipo de saneamiento depende de los productos que se fabriquen o los servicios que brinden. Generalmente, se aconseja realizar primero una limpieza profunda de la suciedad (lo que se ve y lo que es invisible a los ojos) y una desinfección posterior.

Los beneficios principales que ofrece la limpieza industrial son el cuidado de la salud de los empleados, así como la protección de la maquinaria y piezas utilizadas, optimizando su uso y evitando un desgaste prematuro. Otra consecuencia favorable radica en el buen ambiente laboral que se genera a partir de los procesos liberadores de malos olores y protectores ante posibles plagas.

Asimismo, la aplicación efectiva de estos programas genera de forma directa una reducción de los riesgos laborales por lo cual disminuyen automáticamente los costos de operación por lesiones, incendios y daños a la propiedad, aumentando las ganancias de la empresa. Por su parte, el consumidor final también valora la higiene durante los procesos de producción, apostando y creyendo en la compañía.

Los productos detergentes y desengrasantes adquirieron un papel fundamental en las industrias al reemplazar al jabón ya que, a diferencia de éste, logran actuar en aguas duras. El lugar donde se almacenen todos los productos de limpieza debe estar adecuadamente acondicionado para evitar daños a las sustancias y reducción de su efectividad. Por otro lado, e recomienda trabajar con el cuerpo de la empresa en todos los niveles a fin de capacitarlo sobre medidas de higiene que faciliten el proceso de saneamiento.


Desinfectá tu hogar con la rutina Anti-Gérmenes

Conocé los pasos de la Pirámide Anti-Gérmenes y aplicálos en tu vivienda, utilizando los productos que Distribuidora GB tiene para vos.

Se trata de una efectiva rutina para desinfectar hogares, que fue desarrollada por el microbiologista de la Universidad de Arizona, Dr. Charles Gerba, en conjunto con la compañía Clorox. La Pirámide Anti-Gérmenes intenta reducir en más de un 99% la cantidad de gérmenes, bacterias y virus que se hospedan en las cocinas y baños.

Esta rutina hogareña se caracteriza por distinguir las áreas más contaminadas, que exigen una limpieza diaria, de aquellas que requieren procesos de desinfección más esporádicos (unas tres veces por semana o semanalmente). “Desinfectar no agrega ningún tiempo adicional al ama de casa, sólo se necesita limpiar inteligentemente”, afirma el especialista de Arizona.

La desinfección diaria es aconsejable para los sitios más propensos a alojar los virus y bacterias, incluyendo las esponjas, la pileta y el desagüe de la cocina así como las tablas de picar, especialmente luego de cortar carne, pollo o pescados crudos, y antes de cortar los vegetales. Para ahorrar tiempo a la hora de limpiar la bacha, podés colocar las esponjas, paños de cocina y tablas ya limpias dentro de la pileta y cubrir con una solución de lavandina o cualquier otro desinfectante. Dejás actuar por unos 5 minutos y luego los enjuagás bien.

Existen varias áreas de la cocina y el baño que requieren ser limpiadas unas tres veces por semana. Las más importantes son los derrames, las mesadas y demás artefactos de la cocina. Los pisos, las llaves de las canillas y el botón de descarga del inodoro también se incluyen en este grupo.

Por último, el Dr. Gerba reconoce ciertos lugares que no necesitan más que una desinfección semanal aunque bien a fondo, como el inodoro, las mesadas, piletas, bañeras, duchas y desagües. Para lograr una limpieza rápida, práctica y efectiva recomienda utilizar un buen desengrasante.

¡A limpiar se ha dicho!


Insecticidas vs. Plagas

En la gran batalla que enfrenta a los insecticidas contra la multitud de insectos invasores sólo hay un vencedor. Este dependerá del tipo de producto que se utilice y su modo de aplicación.

Los plaguicidas son agroquímicos encargados de exterminar toda clase de plagas, aunque hay diversas variedades según el tipo de peste y el destino de aplicación, entre otros factores. Teniendo en cuenta su acción específica existe una gran cantidad de categorías diferentes, siendo una de ellas la de los insecticidas.

Estas sustancias químicas, que se pueden emplear en botes de aerosol o en forma de crema, son muy importantes para el control de plagas de diversos tipos de insectos, tanto para los que afectan a las siembras en el campo como para los que perjudican la salud humana y animal. Estos actúan sobre uno o varios estados de desarrollo del artrópodo, eliminando los huevos, larvas e insectos adultos a corto y largo plazo.

A continuación enumeramos una serie de características que deben tener los insecticidas para garantizar su efectividad y evitar daños colaterales que pongan en peligro la salud de los seres humanos o la preservación del medio ambiente. Estas propiedades ideales se resumen en cinco conceptos bien definidos:

1. Gran especificad: El producto sólo daña al organismo, dejando indemnes al resto de los seres vivos y al medio ambiente.

2. Baja toxicidad en humanos: El producto reviste bajos riesgo para sufrir intoxicaciones agudas.

3. Baja dosis letal: El insecticida es efectivo con poca cantidad, de modo que garantiza ahorro, eficacia y eficiencia.

4. Bajo costo

5. De carácter latente: El producto permanece en el lugar durante un período de tiempo, eliminando todo insecto que se le cruce.

Tené en cuenta estas 5 propiedades  y consultá con los especialistas para que te asesoren en la compra de cualquier tipo de plaguicida.


Qué es el reciclaje

¿Qué significa reciclar?, ¿Cuáles son sus beneficios?, ¿Qué se puede reciclar? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes acerca del famoso procedimiento que se propone cuidar el medio ambiente. A continuación, les ofrecemos las respuestas a dichos interrogantes.

Se trata de un proceso que consiste en la reutilización de productos de desecho. También se puede definir como el procedimiento de obtención y transformación de objetos residuales, a través del cual los materiales resultantes pueden ser usados o vendidos como nuevos productos o materias primas. Uno de los principales objetivos del reciclaje consiste en evitar el agotamiento de los recursos naturales y así frenar la contaminación ambiental.

¿Qué desechos son reciclables y cuáles no?

Se considera basura a todo material de desecho que es necesario eliminar. Esta se puede clasificar según su composición en tres categorías:

- Residuo orgánico: Todo desecho de origen biológico, que alguna vez estuvo vivo o fue parte de un ser vivo. Por ejemplo, las hojas, ramas, cáscaras y residuos de la fabricación de alimentos en el hogar, entre otros.

- Residuo inorgánico: Todo desecho de origen no biológico, industrial o de algún otro proceso no natural. Por ejemplo, el plástico, las telas sintéticas, etc.

- Residuo peligroso: Todo desecho, ya sea de origen biológico o no, que constituye un peligro potencial según lo establecen diversos Códigos, por lo cual debe ser tratado de forma especial. Por ejemplo, los materiales médicos infecciosos, residuos radiactivos, ácidos y sustancias químicas corrosivas, entre otros.

Son muchos los productos que se pueden reciclar, siempre que exista la voluntad y el cuidado para gestionarlos correctamente. La posibilidad de reciclarlos implica beneficios a mediano y largo plazo tanto para la naturaleza como para quienes habitamos en ella.

- Cartón y Papel: El papel se obtiene a través de la celulosa de la madera por lo que su reciclado evita su tala indiscriminada de árboles. Se puede reciclar todo tipo de papel y cartón, siempre que se elimine cualquier elemento extraño, como grapas, cintas adhesivas, etc.

- Chatarra y metal: Dentro de este grupo entran desde el latón, se puede encontrar en material de fontanería como por ejemplo en los grifos del lavadero), el plomo (se encuentra por ejemplo en las tuberías de una casa), el cobre (se utiliza para fabricar cables eléctricos) hasta el estaño y el aluminio (se suele utilizar en las ventanas de las casas).

- Pilas y baterías: Estos materiales contienen metales muy tóxicos y peligrosos para el medio ambiente por lo cual se deben echar a los contenedores especiales.

- Pinturas y aceite: Este tipo de sustancias contienen materiales tóxicos y peligrosos para el hombre, por ello se recomienda no tirar directamente a la basura los aerosoles, esmaltes, aguarrás, tintes y protectores de madera.

- Plásticos: Con su reciclaje se reduce la cantidad de residuos así como el consumo de petróleo.

- Vidrios: Su reciclado permite un mayor ahorro de energía y la disminución del volumen de residuos para eliminar.

- Materiales textiles: Lo más frecuente consiste en reutilizar estos tejidos a través de donaciones a terceros o en contenedores especiales, donde se puede recoger ropa y zapatos como en los negocios de ropa de segunda mano. También existen procedimientos específicos a nivel industrial y en talleres para el reciclado de trapos.

- Materia orgánica: Las materias orgánicas de origen doméstico (restos de comida) y las de origen vegetal (césped, ramas, etc.) pueden reciclarse por ejemplo como abono para la tierra. Por ello son importantes para la recuperación del suelo erosionado, desgastado o devastado por el fuego, el viento y las lluvias torrenciales.

- Medicamentos: Los restos de medicamentos y sus envases se reciclan a través de contenedores ubicados en las farmacias. Posteriormente son enviados a plantas de clasificación donde se efectúa un proceso de separación y clasificación de los envases y restos de medicamentos, antes de ser destinados a su valorización energética.


Seguridad e higiene

El trabajador, debido a su propia actividad laboral o por su entorno, puede estar expuesto a riesgos, que de no evitarlos, le ocasionarle un accidente o una enfermedad profesional.

L a empresa tiene la obligación de suministrar los medios suficientes para eliminar o, si no es posible, minimizar los riesgos. El trabajador tiene que ser responsable y usar todos los equipos de trabajo y equipos de protección de forma adecuada. Promover una motivación suficiente y actitud positiva para adquirir costumbres y hábitos adecuados para evitar las situaciones de riesgo, repercutirá en una menor siniestralidad.

Para poder llevar una adecuada actividad preventiva es necesario conocer la naturaleza del trabajo y los factores que influyen en él. Bajo esa visión global, podremos identificar y prevenir los riesgos. La acción preventiva no puede ser puntual, ya que tanto el trabajo (o la forma de llevarlo a cabo), como las funciones de los trabajadores, o incluso el estado de los trabajadores, pueden variar. La acción preventiva es un proceso dinámico. Hay que desarrollar acciones contra todos los riesgos identificados, para poder evitar el accidente laboral o la enfermedad profesional. El fin último es PREVENIR LOS RIESGOS.

Es importante mencionar que la limpieza forma una parte fundamental de la seguridad e higiene en el trabajo. La desinfección constante y la aplicación de los productos que lo logren conseguirán que los riegos por enfermedades laborales que se originen en el contagio se eliminen.

Algunos conceptos básicos

RIESGO: es la posibilidad de sufrir un accidente o una enfermedad profesional

PREVENCIÓN: son todas las actuaciones encaminadas a evitar el riesgo. Hay prevención cuando se forma a un trabajador, se realiza una Evaluación de Riesgos, se dota al trabajador con un Equipo de Protección Individual (por ejemplo de un casco), o de cualquier otra actuación para prevenir un riesgo.

ESTÁNDAR: es lo aceptado como correcto, la práctica admitida como buena.

SUBESTÁNDAR: es la desviación respecto de la práctica aceptada.

PELIGRO: en el trabajo es la actuación, condición o situación subestándar que puede producir efectos adversos sobre las personas, sobre equipos de trabajo o sobre materiales.


Beneficios de las hidrolavadoras

La hidrolavadora desarrolla en comparación, una potencia limpiadora considerablemente más elevada que otros instrumentos que podrían cumplir su función. No importa el objeto que se desea limpiar ni la tarea concreta a ejecutar: lavar el auto, limpiar las cornisas cubiertas de verdín, terrazas, cortinas metálicas, bidones o contenedores de basura sucios. Todo queda limpio y en muy poco tiempo.

A continuación les contaremos cómo funciona

El agua proveniente de la red pública de abastecimiento (que por lo regular tiene una presión de 4 bares, se conduce a través de una manguera hasta la hidrolavadora. En esta, una bomba eléctrica o de gasolina (dependiendo del modelo) genera una presión del agua hasta de 150 bares (dependiendo nuevamente del modelo).

Una manguera de alta presión lleva el agua hasta la pistola y la lanza. Con el gatillo de la pistola abierto, el agua sale de la boquilla como un chorro concentrado que desarrolla un elevado efecto de limpieza.

A pesar de su mayor capacidad de limpieza, una hidrolavadora, usa una cantidad significativamente menor de agua si se compara con una manguera de jardín, protegiendo así al medio ambiente. Típicamente, una manguera de jardín con una presión promedio de 4 bar usa hasta de 3,500 litros de agua por hora, donde una hidrolavadora usa alrededor de 400 litros, pero con una presión de 100 bar o más.

En comparación, está a la vista la productividad y los beneficio de contar con una o varias, según su necesidad o las de su empresa.


Qué es un detergente y cuáles son sus componentes

Los detergentes son una mezcla de muchas sustancias. El componente activo de un detergente es similar al de un jabón, su molécula tiene también una larga cadena lipófila y una terminación hidrófila. Suele ser un producto sintético normalmente derivado del petróleo.

Una de las razonas por las que los detergentes han desplazado a los jabones es que se comportan mejor que estos en aguas duras.

En 1907 una compañía alemana fabricó el primer detergente al añadirle al jabón tradicional perborato sódico, silicato sódico y carbonato sódico. El nombre elegido en ese entonces fue :

“PERSIL” (PERborato + SILicato)

Componentes de un detergente

 Agente tensoactivo o “surfactante”: es el que realiza un papel similar al del jabón. Facilita la tarea del agua al conseguir que esta moje mejor los tejidos. Separa la suciedad de los tejidos e impide que esta se deposite nuevamente.

Hay varios tipos:

Aniónicos: son los más utilizados a nivel doméstico.

Catiónicos: tienen propiedades desinfectantes, aunque no lavan tan bien.

No-Iónicos: empleados con frecuencia para vajillas, no forman mucha espuma.

Anfotéricos : utilizados en champús y cremas para usar sobre la piel.

Agentes coadyuvantes: su función es ayudar al agente tensoactivo en su labor.

Sus tipos:

Polifosfatos : ablandan el agua y permiten lavar en aguas duras.

Silicatos solubles: ablandan el agua, dificultan la oxidación de sustancias como el acero inoxidable o el aluminio.

Carbonatos: ablandan el agua.

Perboratos: blanquea manchas obstinadas.

Agentes auxiliares:

Sulfato de sodio: evita que el polvo se apelmace facilitando su manejo.

Sustancias fluorescentes: absorben luz ultravioleta y emiten luz visible azul. Contrarresta la tendencia natural de la ropa a ponerse amarilla.

Enzimas: rompen las moléculas de proteína, eliminando manchas de restos orgánicos como leche, sangre, etc.

Carboximetilcelulosa: es absorbida por los tejidos e impide, por repulsión eléctrica, que el polvo se adhiera a los mismos.


La importancia de la desinfección

A pesar de los esfuerzos en la mejora de las técnicas usadas para el procesamiento y manipuleo de alimentos, así como el adelanto habido en los códigos y normativas de higiene, las enfermedades llamadas de Transmisión Alimentaria (ETA), especialmente las del tipo gastrointestinal, continúan en aumento, particularmente en regiones altamente desarrolladas.

Los esquemas de vacunación, los antibióticos y otras medicaciones tienen una efectividad limitada. Algunas bacterias y hongos producen toxinas que no pueden ser contrarrestadas; muchas enfermedades infecciosas no pueden curarse  y además, continuamente aparecen cepas de microorganismos que son resistentes.

Esto lleva al concepto de que la mejor manera de combatir la enfermedad, es la prevención mediante la desinfección.

En los últimos tiempos, la desinfección está constituyendo un proceso muy complejo, tanto desde el punto de vista teórico como práctico, que extiende su interés a campos diversos como la sanidad animal, la higiene de los alimentos y los programas de medicina preventiva.

En los próximos años, la desinfección está llamada a desempeñar un papel aún más importante en la lucha contra los agentes de infección, cualquiera sea su ámbito, lo que obliga a mejorar este instrumento en función de los recientes descubrimientos científicos, de la evolución de las estructuras agrícolas e industriales y de las preocupaciones sociales medioambientales.

Si bien se dispone de una amplia gama de desinfectantes, muchos de los potenciales agentes biocidas resultan peligrosos para la salud humana o animal, ya sea por su actividad residual tóxica o cancerígena, como por su ecotoxicidad, lo que plantea en la práctica numerosas restricciones de uso para muchos de los desinfectantes tradicionales.

Más del 70 % de esos episodios se originan en operaciones de servicio de comidas y cerca del 40 % son resultado de un lavado deficiente de manos y contaminación cruzada. Se estima que cada año ocurren unos 80 millones de casos de ETA solo en los Estados Unidos. El costo que le significa a los Estados Unidos se estima entre 6,7 y 23 millones de dólares. Cada incidente aislado le cuesta a las empresas de servicios de comidas unos 75.000 dólares y redunda en pérdidas significativas futuras.


La desinsectación

Existe una variedad muy grande de métodos de aplicación de técnicas de desinsectación. Todos ellos varían de acuerdo con el tamaño de la zona a tratar, el grado de dificultad de acceso a esa zona, la característica de la plaga a tratar, los productos a utilizar, etc.

Entre los más importantes encontramos: la pincelación, el espolvoreo, la pulverización, la nebulación y la utilización de cebos. Iremos por partes.

La pincelación consiste en pasar mediante el uso de brocha o pincel, una laca insecticida por todos aquellos lugares donde pueden refugiarse los insectos. Se utiliza en lugares donde se corre riesgos de contaminación de ciertos objetos o alimentos como por ejemplo en cocinas, bares, etc. La técnica de espolvoreo se suele utilizar en lugares donde no es conveniente el uso de sustancias líquidas ya que la humedad podría ocasionar problemas graves, como por ejemplo fábricas, lugares donde haya máquinas o cableados, etc. La desventaja es que no se puede llegar a los lugares de difícil acceso y la ventaja es que la efectividad del veneno es superior y dura más tiempo. La muerte de los insectos se produce por contacto o por ingestión del polvo insecticida.

La pulverización es una de las técnicas de desinsectación más usadas. Los químicos son líquidos, en su mayoría de base oleosa o acuosa. Se usan equipos manuales o eléctricos que permiten que la aplicación pueda ser dirigida específicamente y regular el grosor de la gota del producto. Las gotas son rociadas hacia el aire y luego de quedar suspendidas unos momentos, caerán para posarse sobre la superficie tratada. La pulverización es de fácil aplicación pero requiere un cuidado especial en la medida de las dosis a utilizar.

La nebulación es una técnica similar a la anterior pero, lo que se busca es que la gota permanezca un tiempo mayor en el aire. Existen dos maneras de realizar este método: la nebulación en frío y la termonebulación en frío. El último método y el más utilizado en forma casera, es la utilización de cebos. La función del cebo es atraer a los insectos a un alimento de fácil acceso que se encuentre impregnado con insecticidas. De esta forma el artrópodo, entrará en contacto con el insecticida por medio de la ingesta del mismo. Las desinsectaciones más realizadas en la República Argentina son las de mosquitos (en especial por prevención del mosquito transmisor del dengue: Aedes Aegypti), la de cucarachas, la de hormigas y la de pulgas. Entre las cucarachas se hallan más de tres mil quinientas especies y se desarrolla en lugares húmedos, sin luz, etc. Pueden causar desde alergias hasta severos daños respiratorios. Las hormigas son insectos totalmente inofensivos para los seres humanos, no dañan ni provocan enfermedades, pero igualmente se las previene y elimina porque son depredadores benéficos de otras plagas.


Conceptos básicos sobre Seguridad Industrial

La Seguridad Industrial anticipa, reconoce, evalúa y controla factores de riesgo que pueden ocasionar accidentes de trabajo en industrias. Se trata de un conjunto de técnicas multidisciplinarias que se encarga de identificar el riesgo, determinar su significado, evaluar las medidas correcticas disponibles y la selección del control óptimo.

La seguridad industrial se enfoca principalmente en la protección ocular y en la protección de las extremidades, ya que 25% de los accidentes ocurren en las manos, y el 90% de los accidentes ocurren por no traer consigo los elementos de seguridad pertinentes para realizar la actividad asignada.

La seguridad industrial lleva ciertos procesos con los cuales se pretende motivar al operador a valorar su vida, y protegerse a sí mismo, evitando accidentes relacionados principalmente a descuidos, o cuando el operador no está plenamente concentrado en su labor. Éste es uno de los principales motivos, ya que el 94% de los accidentados mencionan que no se dieron cuenta del peligro de sufrir el accidente hasta que ya era demasiado tarde.

Es importante diferenciar la Seguridad Ocupacional de la Seguridad Industrial. Seguridad Industrial es un término que ha pasado un poco al desuso, pues se circunscribe exclusivamente a áreas industriales y no incluye oficinas, almacenes, centros de distribución, atención al cliente, y cualquier otra actividad no industrial que también puede tener procesos peligrosos o en donde también pueden ocurrir accidentes de trabajo.

También es de capital importancia discernir entre Seguridad Ocupacional e Higiene o Salud Ocupacional; ésta última anticipa, reconoce, evalúa y controla factores de riesgo que pueden ocasionar enfermedades ocupacionales, a diferencia de la Seguridad Ocupacional, que se enfoca en los Accidentes de Trabajo.


Vehículos frigoríficos

Los vehículos industriales frigoríficos son los encargados del transporte de alimentos congelados, de manera que conserven la temperatura ideal y las condiciones óptimas para ser ingeridos por el ser humano.

En los últimos 10 años, el consumo de alimentos congelados ha crecido notablemente a nivel mundial, y este crecimiento fue posibilitado gracias a los vehículos industriales frigoríficos, que han permitido trasladar los alimentos que para saciar esa demanda. Así, han logrado modificarse adaptándose a los tiempos que corren, utilizando tecnología de última generación, y siendo operados por técnicos especialistas en la materia.

En el mismo sentido, los vehículos industriales frigoríficos terrestres, marítimos o aéreos se van perfeccionando acorde a los nuevos requerimientos que impone la técnica, logrando de esta manera, achicar distancias, unir mercados, y trasladar los alimentos que demanda la población.

Existen una serie de disposiciones que reglamentan la forma acorde en que deben trasladarse los alimentos dentro de los vehículos industriales frigoríficos, así como también las condiciones de higiene con que deben contar estas unidades de transporte.

Si bien todos los tipos de transporte de alimentos se encuentran sujetos a reglamentos y disposiciones exigentes, el transporte de alimentos congelados suelen estar mucho más controlado, debido al carácter delicado que poseen los comestibles que permanecen a bajas temperaturas.

Es imperante que los vehículos industriales frigoríficos no cuenten entre su carga ningún elemento que no guarde relación con la carga en sí, tampoco debe transportar elementos que afecten el nivel de enfriado de la cámara de frio y la misma se debe encontrar en completa aislación, y no debe tener ningún contacto con la cabina del conductor del móvil. También debe estar fabricada con materiales que resistan los cambios bruscos de temperatura y la corrosión creada por los alimentos que transporta.

Otra característica con la que deben contar es que sean resistentes al oxido y deben ser fuertes frente a las inclemencias climáticas. De la misma manera, las cámaras de fríos deben poseer una estructura que facilite la limpieza y el mantenimiento de las condiciones higiénicas necesarias.

Por último, es importante mencionar que su diseño debe permitir su rápida inspección por parte de las autoridades competentes. Los componentes que regulan el calor y el frio de la unidad deben funcionar con estricta regularidad, evitando de esta manera cualquier tipo daño en la carga transportada.


Por qué las cucarachas resisten tantos insecticidas

Sabido es que las cucarachas son los animales más antiguos del planeta, llevan aquí más de 300 millones de años. Están en la mayoría de los hogares, fábricas o industrias.

Un dato quizás no tan conocido es que, a diferencia de otros conocidos ejemplares prehistóricos, han sobrevivido hasta la actualidad con casi 3.500 especies distintas en todo el mundo.

Los expertos opinan que eso se debe a un factor genético que las hace resistentes a los venenos y es por eso que por más que gastemos tiempo y dinero en diversos productos vuelvan a aparecer.

Un determinado gen permite que algunas cucarachas sobrevivan al tratamiento y se reproduzcan, transmitiendo por herencia ese mismo gen a la próxima generación.

Por más que nos molesten estos feos “bichejos” debemos admitir que han estado aquí mucho antes que nosotros y de seguir el mundo así ellas seguirán aún después de nosotros. Lo que no quiere decir que no se pueda prevenir.

Limpiar los espacios de modo profundo con los productos adecuados ayuda a que esta especie, bastante desagradable por cierto, no invada nuestras vidas cotidianas espantándonos no solo a nosotros sino a todo quien visite nuestra casa o espacio de trabajo.


Plan de higiene

Es mucho de lo que se puede mencionar, pero básicamente un plan de higiene del trabajo cubre el siguiente contenido:

La presentación no sólo de servicios médicos, sino también de enfermería y de primeros auxilios, en tiempo total o parcial, según el tamaño de la empresa. Servicios médicos adecuados: abarcan dispensarios de emergencia y primeros auxilios.

Estas facilidades deben incluir:

Exámenes médicos de admisión

Cuidados relativos a lesiones personales, provocadas por incomodidades profesionales

Primeros auxilios

Eliminación y control de áreas insalubres

Registros médicos adecuados

Supervisión en cuanto a higiene y salud

Relaciones éticas y de cooperación con la familia del empleado enfermo

Utilización de hospitales de buena categoría

Exámenes médicos periódicos de revisión y chequeo

Prevención de riesgos para la salud:

Riesgos químicos (intoxicaciones, dermatosis industriales)

Riesgos físicos (ruidos, temperaturas extremas, radiaciones ionizantes y no ionizantes)

Riesgos biológicos (microorganismos patógenos, agentes biológicos, etc)

Servicios adicionales: como parte de la inversión empresarial sobre la salud del empleado y de la comunidad, incluyen:

Programa informativo destinado a mejorar los hábitos de vida y explicar asuntos de higiene y de salud. Supervisores, médicos de empresas.

Enfermeros y demás especialistas, podrán dar informaciones en el curso de su trabajo regular

Programa regular de convenios o colaboración con entidades locales, para la prestación de servicios de radiografías, recreativos, conferencias, películas, etc.

Verificaciones interdepartamentales, sobre señales de desajuste que implican cambios de tipo de trabajo, de departamento o de horario

Extensión de beneficios médicos a empleados pensionados, incluidos planes de pensión o de jubilación.


Por qué sellar las carnes

Un trozo de filete, solomillo o pechuga de pollo no serían lo mismo sin el tradicional tratamiento que los cocineros le dan para su presentación, pero ¿por qué se hace?

Durante décadas se creyó una propiedad que parecía y sonaba increíble, pero que cegaba al momento de escucharla ya que la dábamos por hecho. Hasta el día de hoy se dice que las carnes se tienen que sellar para formar una “costra” que impida que los jugos salgan de la carne y así mantenerla bien jugosa, una aseveración que vamos a explicar para ver su razonamiento y que tiene de cierto.

Recordemos que la carne de cualquier tipo de animal, es la parte comestible de los músculos, que está formada por una serie de tejidos conjuntivos, también conocido como colágeno, que es la determinante de la terneza de la carne. Encontramos las fibras, las cuales son una especie de sacos alargados que contienen el agua, o para entenderlo mejor “el jugo”.

Cuando aplicamos calor, empezamos a debilitar el tejido conjuntivo, con el cual las fibras empiezan a ceder y a liberar sus líquidos, el cual es un proceso inevitable ya que así es la reacción de los músculos hacia las altas temperaturas. Entonces, estos jugos empiezan a emigrar y pasar por entre el resto de las fibras para finalmente llegar al exterior, y es cuando vemos que empiezan a salir.

¿Hay alguna manera de detenerlo? Pues se dice que hay que sellar el trozo de carne bien por todos sus lados para así lograr formar una capa protectora que impida la salida de jugos.

El principio para sellar es tener altas temperaturas, o sea calentemos una sartén con un poco de aceite hasta que lo veamos humear y ponemos el trozo de carne para escuchar ese agradable sonido de producto sellándose. Pues eso hace, el aceite que está a más de 180°C porque está aplicando un shock en el tejido conjuntivo y las fibras terminan por evaporarse hasta quedarse secas.


La importancia de los jabones y detergentes biodegradables

Los materiales biodegradables en la fabricación de jabones y detergentes, son empleados con el objetivo de preservar el medio ambiente, evitando la contaminación de las aguas. Las investigaciones de la química biodegradable para la elaboración de jabones y detergentes con este tipo de materiales, es parte del interés creciente por encontrar una salida al problema de los residuos y contaminantes, que amenazan con la continuidad de la vida en el planeta.

La importancia del empleo de materiales biodegradables en la fabricación de jabones y detergentes es objeto de investigaciones en el campo de la química del jabón, que intenta hallar día a día, mejores alternativas en la elaboración de productos cosméticos y de limpieza, no perjudiciales para el globo terráqueo.

La degradación de jabones y detergentes convencionales produce compuestos químicos, que tardan años en desintegrarse por completo, por lo que son altamente contaminantes para las aguas, con lo preciado que es este recurso para la vida. Esto ha llevado a que se investigue y se legisle, respecto a la composición permitida en los productos de limpieza que se comercializan.

Las sustancias tensioactivas del jabón son las responsables de la contaminación de las aguas, hasta tanto se desintegran en las mismas, sin embargo, también otros ingredientes que entran en la composición de los jabones y detergentes convencionales, pueden ser muy tóxicos, en particular los derivados del petróleo, como así también agentes potenciadores y blanqueadores, que no sólo son perjudiciales indirectamente a través de la contaminación del agua, sino también directamente, dañando la salud de quienes los utilizan.

Por eso es tan importante consumir productos elaborados de un modo que los haga biodegradables. Contribuirás a tu salud y al medioambiente.


Roldanas

Una roldana es una rueda de madera, plástico o de metal cuyo perímetro es acanalado y por donde laborean los cabos.

Las roldanas son rodamientos con un aro exterior de paredes particularmente gruesas, pueden absorber cargas elevadas así como cargas de choque. Son unidades listas para montar y están diseñadas para todo tipo de mandos de leva, pistas de rodadura, sistemas de transporte, etc.

Las roldanas están basadas en los rodamientos de bolas, los rodamientos de agujas y los rodamientos de rodillos cilíndricos.

Debido a su amplia variedad de diseños, son adecuadas para las más diversas condiciones de funcionamiento. Los raíles para las guías lineales pueden servir como pistas de rodadura para los rodamientos.


Los materiales y la desinfección

La desinfección de materiales se realiza por diferentes factores. Es necesario llevarla a cabo sobre todo si se está en un proceso de desinfección masivo, como en la industria alimenticia, cerciorarse de que los materiales que se utilicen para la misma sean desinfectados, ya que podremos correr riesgos, en el proceso, de contaminar el producto a desinfectar con nuestra misma maquinaria.

El proceso de desinfección de materiales no solo es para desinfectarlos sino también para que los materiales con los que estamos trabajando tengan una vida útil mayor. Los materiales que vamos a desinfectar, deben ser aptos, para desinfectarse mediante el proceso que utilicemos, ya sea tanto un proceso físico como químico, sino no es apto podríamos arruinar su vida útil y su eficacia, tanto así como no poder desinfectarlo. La desinfección de materiales, en el proceso de desinfección de alimentos es de las mayores preocupaciones del productor, ya que si cumplimos con los requisitos, casi seguro tendremos un producto luego desinfectado a las normas vigentes propuestas por el servicio de sanidad.

La desinfección de materiales permite tener una seguridad acerca del resultado de la desinfección de nuestro producto. sabremos que los resultados que obtendremos serán estables o similares de un proceso de desinfección a otro, así dándonos garantías de antemano que el producto que obtendremos estará desinfectado y que corresponderá a las normas que el gobierno demanda.

La desinfección de materiales se pueden dar por calor, o sea llevarlos a estos a altas temperaturas, para matar todo tipo de microorganismos, con luz UV, con generador de ozono, o algún método químico, como el cloro.

Uno de los materiales más importantes en este proceso, que tendría que ser lo más desinfectado posible, es el agua. El agua generalmente en los procesos de desinfección se utiliza como medio transportador de las frutas y verduras de un lugar a otro, tanto así como método de primera limpieza mediante cepillos, y así lográndole sacar residuos, como la tierra que pueden hacer de barrera para los desinfectantes que utilicemos, y así no lograr un buen resultado en la desinfección.


Qué son las plagas

Una plaga es el conjunto de insectos de una misma especie que se alimenta de una planta o cultivo y afecta el desarrollo o crecimiento de la misma, provocando pérdidas en la producción.

Desde tiempos remotos el hombre se ha visto afectado por las distintas especies de insectos, que han provocado daños inmensos a las cosechas. Los insectos conforman un grupo complejo, que existe desde hace más de trescientos cincuenta millones de años.

Hoy en día, la taxonomía de los insectos supone la existencia de setecientos cincuenta mil especies diferentes, y es esto lo que hace relevante la existencia del control de insectos. Pero con las características distintas que cada grupo presenta, así como las especies que todavía no se han descubierto y las que no han sido puestas en estudio, se supone que la cifra antes mencionada sólo tiene en cuenta al 5% o 10% de las especies existentes.

Se calcula que, en total, deben existir en el planeta alrededor de cinco o diez millones de especies diferentes. La ciencia se ha ocupado mucho de este tema al tratar de buscar las distintas maneras que permitan realizar un adecuado y eficaz control de insectos.

Algunas formas de supervisión utilizadas a nivel mundial son el control legal, a través del cual los gobiernos de cada país establecen y aplican leyes y disposiciones que prohíben la entrada o el ingreso al país (por medio de cualquier frontera) de alimentos vegetales que contegan cualquier tipo de insecto que pudiera llegar a trasladar una plaga de una región geográfica a otra.

Asimismo, se prohíbe la entrada de animales que contengan alguna enfermedad o virus que pueda ser transmitido a otros de su misma especie.

También existe un control cultural que se refiere a la aplicación y empleo de prácticas agrícolas determinadas, cuyo uso ha sido comprobado como beneficioso en el combate de plagas. Algunos ejemplos de estas técnicas resultan ser la rotación de cultivos, diversas técnicas de fertilización y riego, las distancias de siembra, el descanso de la tierra, etc.

También existe lo que se conoce como el control genético, en donde se utilizan los rayos X para irradiar a los insectos que causan la plaga, con el fin de impedir la reproducción del mismo.


Características de los refrigeradores a gas

Los refrigeradores son el eje de todas las cocinas, ya que sin ellos no podríamos conservar ni preparar alimentos. Pero como cada individuo es distinto, tendrá siempre diferentes necesidades que abastecer y para ello requerirá al modelo de artículo que más le convenga.

El electrodoméstico frigorífico a gas es una alternativa a los refrigeradores convencionales. Podemos describirlo como un aparato de absorción que, mediante el aporte de calor suministrado por un quemador, origina el frío necesario para mantener los alimentos en perfecto estado.

El grupo frigorífico es un circuito cerrado de alta presión por donde pasa la mezcla del refrigerante que, debido a constantes condensaciones y evaporaciones, transforma el calor en frío. Este tipo de refrigerador es más costoso que los tradicionales, ya que carece de motor y es más silencioso.

El electrodoméstico frigorífico a gas tampoco tiene averías mecánicas o vibraciones ya que no existen piezas móviles susceptibles al desgaste o a la rotura. Estos modelos, en su parte externa, son similares a las heladeras que solemos encontrar en una tienda de artículos para el hogar porque cuentan con compartimientos de congelación y refrigeración, están equipados con encendido piezoeléctrico y válvula de seguridad con termostato.

Algunos modelos de los frigoríficos a gas funcionan con bombas estándar de butano (28 mbar) y propano (37 mbar), otorgando un magnífico servicio. Los nuevos diseños lanzados por el mercado se han tornado prácticos, vanguardistas y elegantes permitiendo una perfecta integración con el mobiliario de cocina.


Cámara frigorífica

También llamado frigorífico, es una instalación industrial que puede ser estatal o privada en la cual se almacenan carnes o vegetales para su posterior comercialización.

El producto agrícola (frutas y hortalizas) es en su gran mayoría perecedero. Después de la cosecha sigue un proceso llamado comúnmente “respiración” durante el cual los azúcares se combinan con el oxígeno del aire produciendo anhídrido carbónico y agua, y despidiendo calor hasta llegar a la completa maduración del fruto.

Al mismo tiempo, los microorganismos que están presentes en los frutos a temperatura ambiente se alimentan y reproducen a un ritmo exponencial, a medida que se acerca la maduración, destruyendo los tejidos. Se comprobó que si se mantiene el producto cosechado a temperatura menor que la del ambiente se consigue alargar el período de maduración a un tiempo que varía desde 3-4 días hasta 6-8 meses, de acuerdo a la especie y a la variedad.

La carne de animales (bovinos, porcinos, peces, aves) después de sacrificados no sigue ningún proceso natural salvo el ataque de microorganismos que, a temperatura ambiente, afectan los tejidos. La carne deja de ser comestible en 2-3 días. También en este caso, manteniéndolas a bajas temperaturas, el proceso de deterioro se puede evitar y así consumir la carne varios meses después.

La posibilidad de ofrecer los frutos y las carnes durante un período más largo tiene una importancia alimenticia y económica muy grande. Para ello se almacenan los productos en cuartos frigoríficos a temperatura apropiada, que permite ofrecerlo al consumidor mucho tiempo después de la cosecha. Hay tablas que indican la temperatura y humedad relativas, así como el tiempo máximo que debe mantener cada uno antes de se enviados al mercado.


Detergentes biodegradables: La mejor opción para cuidar el planeta

Garantizar la limpieza e higiene del medio ambiente es tan importante como preservar la supervivencia de la flora y fauna que lo habitan. Cuidar el planeta es responsabilidad de todos.

Los detergentes son una mezcla de sustancias especiales que activan la acción limpiadora. Sus propiedades físico-químicas permiten disolver las grasas u otras materias orgánicas asentadas en diversos tipos de superficies. Por ello, sus características tenso activas son sumamente importantes y necesarias para preservar la higiene ambiental.

Sin embargo, algunos de sus beneficios pueden terminar siendo contraproducentes para el planeta si se utilizan de manera indiscriminada. Como la mayoría de los residuos de estos productos son insolubles, su acumulación progresiva en los mares y ríos del planeta se ha convertido en una amenaza para la supervivencia de las especies animales y vegetales que los habitan.

Frente a esta problemática se comenzaron a fabricar detergentes biodegradables, cuya diferencia radica en que están compuestos por sustancias solubles, es decir, que se descomponen por sí mismas, evitando así la perpetuidad de la acción contaminante.

Uno de los objetivos primordiales de Distribuidora GB apunta a contribuir al cuidado del entorno natural, por lo que muchos de nuestros productos poseen propiedades biodegradables. Es el caso de los desengrasantes de uso industrial, lo cuales no sólo permiten una limpieza exhaustiva de las industrias frigoríficas, lácteas o avícolas, sino que garantizan la preservación del planeta gracias a sus propiedades biodegradables.


Page 1 of 3123