Distribuidora GB productos para limpieza y otros…

Blog

Detergentes ácidos, neutros o alcalinos

En Distribuidora GB te contamos qué tipo de detergente es más recomendable utilizar según la suciedad y la superficie a limpiar. Seguí nuestros consejos para el tratamiento de la limpieza y ahorrarás tiempo, esfuerzo y dinero.

Si bien muchas personas lo ignoran, a la hora de elegir el detergente limpiador adecuado es importante tener en cuenta varios factores. Existen una infinidad de detergentes con características y utilidades diferentes, pero ¿cuándo es conveniente usar los de acción ácida y cuándo los neutros? ¿Y los alcalinos? La elección del producto de pH adecuado (ácido, neutro o alcalino) depende del tipo de suciedad que hay que eliminar y de las características o propiedades de la superficie donde se encuentre adherida.

Para eliminar manchas de grasa (animales y vegetales) y restos proteínicos (sangre, huevo, clorofila), primero es necesario disolverlas en una solución limpiadora a través del proceso de emulsificación. Luego, se debe proceder con la saponificación, que convierte a la suciedad en dos compuestos solubles en agua. Ambos procesos se efectúan de forma rápida y total en medios alcalinos. Sin embargo, cuando se trata de quitar este tipo de suciedad en superficies sensibles a la alcalinidad, como los textiles (alfombras, tapizados) y la piel humana, se utilizan productos neutros más sofisticados.

Para el cuidado del cuerpo humano y el lavado de superficies o texturas delicadas, como telas sintéticas o de lana, es casi evidente que se deben usar productos neutros. Sin embargo, si se quiere eliminar el sarro de los inodoros y bañaderas o remover incrustaciones orgánicas y minerales en las industrias o establecimientos vinculados con la elaboración de alimentos, lo ideal es utilizar productos de limpieza ácidos. Estos contribuyen a que esta clase de suciedad se despegue fácilmente de la superficie.

Por su parte, los detergentes alcalinos facilitan la penetración en todo tipo de suciedades, quedando éstas en el enjuague final libres de manchas y depósitos. Tampoco sufren los típicos efectos residuales debido a su biodegradabilidad. Este tipo de productos se aplica en el lavado de botellas, por ejemplo.

Consejo GB: Se aconseja el uso de detergentes no corrosivos y compatibles con otros materiales.

Suciedad

Superficie

Producto a utilizar

Grasa animal o vegetal, proteínas: sangre, huevo, etc. Dura y lavable: suelos, cristales, fórmica, acero inoxidable. Alcalino: pH mayor de 8.
Grasas minerales: aceites de coches y lubricantes. Dura y lavable: suelos, cristales, fórmica, etc. Alcalino y con disolventes en su formulación.
Grasas animales o vegetales. Proteínas, grasas minerales y polvo. Textiles: moquetas, alfombras, tapizados. Neutro: champúes para limpieza de alfombras.
Sarro, incrustaciones de cal, manchas de óxido. Dura y lavable: inodoros, mingitorios, etc. Ácidos: pH entre 1 y 2.

Leave a Reply

You can use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>