Distribuidora GB productos para limpieza y otros…

Blog

La desinsectación

Existe una variedad muy grande de métodos de aplicación de técnicas de desinsectación. Todos ellos varían de acuerdo con el tamaño de la zona a tratar, el grado de dificultad de acceso a esa zona, la característica de la plaga a tratar, los productos a utilizar, etc.

Entre los más importantes encontramos: la pincelación, el espolvoreo, la pulverización, la nebulación y la utilización de cebos. Iremos por partes.

La pincelación consiste en pasar mediante el uso de brocha o pincel, una laca insecticida por todos aquellos lugares donde pueden refugiarse los insectos. Se utiliza en lugares donde se corre riesgos de contaminación de ciertos objetos o alimentos como por ejemplo en cocinas, bares, etc. La técnica de espolvoreo se suele utilizar en lugares donde no es conveniente el uso de sustancias líquidas ya que la humedad podría ocasionar problemas graves, como por ejemplo fábricas, lugares donde haya máquinas o cableados, etc. La desventaja es que no se puede llegar a los lugares de difícil acceso y la ventaja es que la efectividad del veneno es superior y dura más tiempo. La muerte de los insectos se produce por contacto o por ingestión del polvo insecticida.

La pulverización es una de las técnicas de desinsectación más usadas. Los químicos son líquidos, en su mayoría de base oleosa o acuosa. Se usan equipos manuales o eléctricos que permiten que la aplicación pueda ser dirigida específicamente y regular el grosor de la gota del producto. Las gotas son rociadas hacia el aire y luego de quedar suspendidas unos momentos, caerán para posarse sobre la superficie tratada. La pulverización es de fácil aplicación pero requiere un cuidado especial en la medida de las dosis a utilizar.

La nebulación es una técnica similar a la anterior pero, lo que se busca es que la gota permanezca un tiempo mayor en el aire. Existen dos maneras de realizar este método: la nebulación en frío y la termonebulación en frío. El último método y el más utilizado en forma casera, es la utilización de cebos. La función del cebo es atraer a los insectos a un alimento de fácil acceso que se encuentre impregnado con insecticidas. De esta forma el artrópodo, entrará en contacto con el insecticida por medio de la ingesta del mismo. Las desinsectaciones más realizadas en la República Argentina son las de mosquitos (en especial por prevención del mosquito transmisor del dengue: Aedes Aegypti), la de cucarachas, la de hormigas y la de pulgas. Entre las cucarachas se hallan más de tres mil quinientas especies y se desarrolla en lugares húmedos, sin luz, etc. Pueden causar desde alergias hasta severos daños respiratorios. Las hormigas son insectos totalmente inofensivos para los seres humanos, no dañan ni provocan enfermedades, pero igualmente se las previene y elimina porque son depredadores benéficos de otras plagas.


Leave a Reply

You can use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>