Distribuidora GB productos para limpieza y otros…

Blog

La importancia de la desinfección

A pesar de los esfuerzos en la mejora de las técnicas usadas para el procesamiento y manipuleo de alimentos, así como el adelanto habido en los códigos y normativas de higiene, las enfermedades llamadas de Transmisión Alimentaria (ETA), especialmente las del tipo gastrointestinal, continúan en aumento, particularmente en regiones altamente desarrolladas.

Los esquemas de vacunación, los antibióticos y otras medicaciones tienen una efectividad limitada. Algunas bacterias y hongos producen toxinas que no pueden ser contrarrestadas; muchas enfermedades infecciosas no pueden curarse  y además, continuamente aparecen cepas de microorganismos que son resistentes.

Esto lleva al concepto de que la mejor manera de combatir la enfermedad, es la prevención mediante la desinfección.

En los últimos tiempos, la desinfección está constituyendo un proceso muy complejo, tanto desde el punto de vista teórico como práctico, que extiende su interés a campos diversos como la sanidad animal, la higiene de los alimentos y los programas de medicina preventiva.

En los próximos años, la desinfección está llamada a desempeñar un papel aún más importante en la lucha contra los agentes de infección, cualquiera sea su ámbito, lo que obliga a mejorar este instrumento en función de los recientes descubrimientos científicos, de la evolución de las estructuras agrícolas e industriales y de las preocupaciones sociales medioambientales.

Si bien se dispone de una amplia gama de desinfectantes, muchos de los potenciales agentes biocidas resultan peligrosos para la salud humana o animal, ya sea por su actividad residual tóxica o cancerígena, como por su ecotoxicidad, lo que plantea en la práctica numerosas restricciones de uso para muchos de los desinfectantes tradicionales.

Más del 70 % de esos episodios se originan en operaciones de servicio de comidas y cerca del 40 % son resultado de un lavado deficiente de manos y contaminación cruzada. Se estima que cada año ocurren unos 80 millones de casos de ETA solo en los Estados Unidos. El costo que le significa a los Estados Unidos se estima entre 6,7 y 23 millones de dólares. Cada incidente aislado le cuesta a las empresas de servicios de comidas unos 75.000 dólares y redunda en pérdidas significativas futuras.


Leave a Reply

You can use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>